CONVERGE | Tecnología

4 Formas creativas para que los adultos mayores se mantengan conectados

22 de julio de 2020

Desde coreografías de danza virtuales hasta clases online, Internet puede ayudarte a mantener tu socialización durante el autoaislamiento.

Mantenerse activo y desarrollar hobbies son dos formas importantes en las que los adultos mayores pueden sentirse conectados socialmente, aún así las medidas de distanciamiento han aislado a muchas personas mayores de sus pares y seres queridos. 

Ingresa a un nuevo mundo virtual de socialización y entretenimiento. Muchos adultos mayores a 65 han acudido a Internet para mantenerse conectados en la cuarentena, familiarizándose con la tecnología, por ejemplo poniéndose al corriente sobre Zoom, compras online y clases virtuales. 

Los adultos mayores, especialmente aquellos más vulnerables al COVID-19, pueden enfrentar un distanciamiento social prolongado. Sin embargo, estas actividades virtuales son una excelente forma de desafiar a la mente, activar el cuerpo y combatir el aislamiento, proporcionando una manera de conectarse con otros en la comunidad.

1. Asistir a un asilo de ancianos virtual

Las medidas de distanciamiento social han implicado el cierre de los asilos de ancianos, aislando a muchos adultos mayores que dependían de estos centros, y de sus eventos, para sentirse acompañados y apoyados.

Algunos asilos han optado por la modalidad online. Oasis de San Diego se asoció con Cox Communications para crear un ambiente totalmente virtual, transmitiendo la totalidad de su cronograma mediante streaming y de forma interactiva. Quienes participen pueden sumarse a clases de tai chi, danza, filosofía y español mediante las apps de video conferencia, permitiéndoles conversar, y practicar el paso doble, en tiempo real y juntos. 

Vickie, una cliente habitual de Oasis, describió cuán alentador era volver al centro online y reconectarse con sus compañeros de baile mientras recuperaba sus habilidades físicas. Estas conexiones virtuales no solo alimentan los vínculos existentes, sino que también ayudan a mantenerse activo e involucrado en los hobbies previos a la cuarentena.

2. Coser máscaras para la comunidad

Dado que las máscaras faciales protectoras son ahora obligatorias en lugares públicos, coser máscaras para los vecinos o las organizaciones comunitarias que carecen de suficientes recursos puede hacer una gran diferencia.  Ese sentido de contribución puede mejorar sustancialmente la calidad de vida para los adultos mayores.

En Westhills Village Retirement Community situada en Rapid City, S.D., por ejemplo, varios residentes se agruparon para coser máscaras para otros residentes, empleados y la comunidad médica local en un esfuerzo por mantenerse activos y positivos. 

Existen varios moldes de máscaras de tela disponibles de forma gratuita, en sitios como FreeSewing Open Source Project, al igual que muchas organizaciones que necesitan máscaras protectoras.

3. Jugar juegos clásicos online

Incluso si no puedes reunirte con tu familia ahora mismo, aún así puedes disfrutar de la diversión de jugar juegos de mesa en conjunto.

Skribbl es un juego gratuito online similar al Pictionary que puede jugarse en una laptop o una computadora de escritorio, con la posibilidad de agregar tantos amigos, o nietos, como desees.

Para los aficionados a las palabras, Pogo ofrece la versión oficial online del Scrabble para jugar en la computadora. Aquellos que tengan una cuenta de Facebook pueden jugar Words with Friends, que consiste en una app para smartphones intuitiva y bien diseñada para jugar un juego similar a Scrabble.

Ya sea para jugar en el teléfono o en una tablet, existe una gran variedad de juegos de mesa para la familia, con las apps de Android e iOS para juegos clásicos como Clue, el Juego de la Vida, ajedrez, damas y, por supuesto, Monopoly.  Estas aplicaciones suelen costar solo unos dólares, una vez que tus seres queridos tienen la app, los jugadores pueden desafiarlos a un juego amistoso.

4. Ser maestro (virtual)

Aprender nuevas habilidades es una excelente actividad para mantenerte activo mental y emocionalmente, pero también lo es enseñar a otros la sabiduría alcanzada durante una larga y buena vida. 

En Inglaterra, existen distintas escuelas que implementan iniciativas para conectar a sus alumnos con las personas mayores, desde ayudar a los jubilados a escribir sus autobiografías hasta trabajar juntos en proyectos de cerámica o fotografía. Según un organizador, estas alianzas intergeneracionales brindan inspiración y un mayor bienestar tanto para los alumnos como para los adultos, al mismo tiempo que refuerzan a las comunidades locales.

Durante esta etapa de distanciamiento social, los adultos mayores pueden sentirse regocijados y estimulados al adoptar el rol de maestros, conversando acerca de eventos históricos transcurridos durante su niñez o juventud, o pidiéndole a sus hijos adultos o nietos que colaboren con ellos en la recopilación de sus historias de vida. 

Ya sea mediante una app de video o una llamada telefónica diaria, estas significativas conexiones pueden demostrar ser la clave para mantener a las personas cerca-  incluso cuando están físicamente separadas.

Artículos relacionados