• Ver carrito de compras

CONVERGE | Tecnología

Mantener fuertes los vínculos familiares con Internet de alta velocidad en casa

20 de diciembre de 2018

No permitas que la distancia sea un obstáculo para estar en contacto con los familiares esta temporada de fiestas.

Esta temporada de fiestas es un momento del año maravilloso para ponerse en contacto con los seres queridos, los que están cerca y los que están lejos. Los saludos por las fiestas llenan las bandejas de entrada y, si bien es hermoso ver fotos de amigos y familiares, nada iguala la alegría de ver y hablar con alguien personalmente.

La tecnología nos ha regalado la posibilidad de estar conectados. Y de ver cómo han cambiado los tiempos.

Cuando era más joven, recuerdo claramente la serie de eventos que tenían que suceder para que nos pusiéramos en contacto con el resto de la familia que estaba en Seúl, Corea del Sur. La diferencia horaria de 14 horas era el primer inconveniente, lo que requería de una precisión militar para encontrar a nuestros parientes en el momento justo, pues nosotros estábamos terminando nuestro día y ellos lo estaban comenzando. Después, nos amontonábamos alrededor del teléfono de la cocina y esperábamos con paciencia mientras mamá marcaba unos 20 números y luego la escuchábamos hablar con la operadora.

Si todo esto tenía éxito, el momento tan esperado sería una llamada por teléfono de cinco minutos (nada más que eso, que también sería bastante costosa) en la que hablábamos un coreano básico "a los gritos" para que nos pudieran escuchar a través de la conexión de audio chirriante. Era una conexión, pero no una muy satisfactoria.

Tres décadas después, la tecnología nos dio el poder de conectarnos perfectamente con cualquier persona, en cualquier momento y lugar. Ya se trate de una app de mensajería o una videollamada, las conexiones se completan en tan solo un paso.

Sin duda, todavía tenemos que resolver el tema de la diferencia horaria, pero gracias a las videollamadas, mis familiares en Corea pueden ver a mi familia, mi perro, mi casa... Pueden "pasar tiempo con nosotros" mientras preparamos la cena o abrimos los regalos durante las fiestas. Con esta conexión, mis hijos pueden interactuar con sus familiares, ver cómo es la vida en Seúl desde las alturas y enseñarles a sus primos segundos palabras nuevas en inglés, sin necesidad de estar a los gritos.

Es bastante increíble pensar cómo han cambiado las cosas desde mi infancia hasta la de ellos. Las reuniones por las fiestas pueden ser reencuentros familiares, incluso si gran parte de la familia está del otro lado del mundo.

No existe tecnología (todavía) que reemplace el hecho de tener a la familia físicamente, pero estas conexiones casi lo logran; y ha habido una mejora impresionante en esas llamadas chirriantes de mi infancia. Las conexiones de Internet con velocidad del piso al techo nos han dado la posibilidad de estar conectados con la familia y mantener esas relaciones más fuertes que nunca.

En realidad, es un regalo.

Artículos relacionados