Entretenimiento

Arte para niños 101: Cómo la pandemia me transformó en una mamá que hace manualidades

19 de febrero de 2021

Una guía sencilla de proyectos de arte para niños para la mamá práctica.

¿Conoces a esas mamás que convierten una caja de jugo en muñecos de nieve y tejen escarpines de lana para sus bebés? No soy una de ellas. Una vez fui a un viaje de esquí con mi hermano y su familia: Llevé algunos libros y juguetes para los niños, pero mi cuñada apareció con una montaña de materiales para hacer manualidades que nunca había visto. Papel adhesivo, lápices de colores, una gran variedad de puffballs de colores. Me hicieron sentir mal.

Claramente, no me considero una persona muy hábil para las manualidades, pero con la pandemia tuve que pensar en formas nuevas y creativas para mantener a mi hijo entretenido y con ganas de aprender. El año pasado, he coloreado, pintado y pegado mucho más de lo que jamás me hubiera imaginado y también he aprendido muchas cosas. Por eso, para todas las mamás prácticas que andan por allí, aquí les dejo mi guía fácil y simple para hacer arte y manualidades: 

Dibujo

Cuando tus hijos son pequeños, puede ser un problema mantenerlos entretenidos con un papel. Hemos tenido manchas de marcadores en paredes, sillones, hasta en los perros. Por ese motivo, los marcadores mágicos son una gran revelación. Son geniales para artistas principiantes. Solamente funcionan sobre un tipo de papel especial, manteniendo así tus espacios limpios y ordenados.

Si tus hijos son un poquito más grandes, prueba con los marcadores de tinta lavable Ultra Clean. Realmente se quitan con facilidad de la mayoría de las superficies y se eliminan fácilmente de la ropa. ¿Pero cuál es mi arma secreta en estos días? Barras de pintura de témpera.  La verdad es que son asombrosas. Son como pinturas pero sin la preparación y la limpieza.

Consejo profesional: Hasta que mi cuñada no me puso al tanto, no tuve idea de la importancia de elegir el tipo de papel adecuado. Había estado usando papel común de computadora, pero resulta que un poquito de cartulina ayuda mucho. A mi hijo le gusta elegir un nuevo color para cada proyecto.

Pintura

La pintura puede ensuciar, pero es una actividad genial para aquellas mañanas y tardes largas de pandemia cuando necesitas llenar una hora (o más). Puedes entusiasmarte y comprar un caballete de arte, pero yo prefiero hacerlo simple y poner al niño a pintar en el suelo. Aquí es muy importante tener una buena lona, así no terminas con pintura en todos tus muebles, pero también puedes usar periódicos.

Es indispensable usar pintura no tóxica y lavable, en especial si eliges pintar con los dedos o hacer impresión de manos. Otro salvavidas: recipientes de pintura antiderrame. Es posible que parezcan supérfluos, pero hacen un gran trabajo al mantener todo limpio y organizado.

Consejo profesional: No utilizo un recipiente de agua para lavar el pincel entre un color y otro, porque descubrí que la pintura se diluye y se nota menos en el papel. En cambio, le doy a mi hijo un pincel para cada color y solo utilizo agua para lavarlos cuando termina de pintar.

Pegamento

Admito que cuando recién me inicié como una mamá de artes y manualidades inexperta, el hecho de usar pegamento me parecía estar fuera de mi alcance. Es complicado y megajoso y hay pequeños objetos implicados. Pero cuando vi que a mi hijo le encantaba hacer proyectos de arte, me tuve que rendir. Afortunadamente, hay paquetes que puedes comprar online que tienen todo, desde tiras de tela hasta plumas de colores. 

Cuando tus hijos son pequeños, tal vez no estén interesados en hacer algo representativo (por ejemplo, un pájaro o un atardecer), por eso simplemente puedes darles un puñado de materiales y dejarlos que hagan lo que sientan. Cuando son un poquito más grandes, prueba proyectos más complejos, como por ejemplo hacer animales con platos de papel.

Consejo profesional: El pegamento en barra parece una idea sin suciedad genial, pero la verdad es que solamente es útil para pegar papel con papel.  Para cosas como tiras de tela, plumas y ojos de plástico, querrás utilizar un clásico como el pegamento escolar Elmer.

Etiquetas

Las calcomanías pueden parecer sencillas, pero alertemos a los usuarios. En primer lugar, no tenía idea de que los niños pequeños podían interesarse tanto en ellas. Mi sobrina de 1 años las adora, por eso no necesitas esperar a que estén en el jardín de infantes para enseñárselas. En segundo lugar, cuando a tus hijos les encantan las calcomanías, las consumen muy rápido.  Les das una hoja y quieren usarlas todas de una sola vez. Por eso ahora tenemos calcomanías de diferentes grados: compramos básicas de colores para proyectos habituales y reservamos las mejores para ocasiones especiales.

Consejo profesional: Prueba utilizar una plancha de calcomanías para incentivar la conducta positiva. Tenemos una plancha de etiquetas para la hora de ir a la cama: si nuestro hijo se queda en su cama toda la noche, en la mañana obtiene dos etiquetas de felicitaciones.  O si le estás enseñando a hacer sus necesidades en el baño, una plancha de calcomanías con esta temática puede hacer maravillas. 

Artículos relacionados