CONVERGE | Entretenimiento

Formas para que los padres logren un equilibro entre el tiempo en el hogar y el tiempo de pantalla de sus hijos 

22 de julio de 2020

5 consejos de expertos para aprovechar el poder positivo de Internet.

Dado que las escuelas en todo el mundo cerraron sus puertas para contener la propagación de la COVID-19, los padres se han enfrentado con el desafío repentino y sin precedentes de educar a sus hijos en casa. Muchos de ellos también están lidiando con los compromisos laborales y las repercusiones económicas, mentales y físicas de la cuarentena.

La buena noticia es que no estás solo. Aproximadamente el 90 por ciento del alumnado de todo el mundo no puede asistir a la escuela debido a las medidas de contención. Más buenas noticias: Internet está ayudándonos a mantenernos conectados y a mantener un sentido de normalidad en estos momentos excepcionales.

Entonces, ¿cómo puedes aprovechar el potencial social y educativo del mundo online mientras te aseguras de que tu familia permanezca saludable y segura? La clave no es cuánto tiempo tus hijos pasan frente a una pantalla sino qué actividades realizan. Desde clubs de lectura virtuales y clases de alfabetización digital hasta la importancia de ser gentil contigo mismo y procesar tus propias emociones como padre o madre, aquí te presentamos cinco consejos de expertos para encontrar el equilibrio perfecto:

1. Asegúrate de que los niños se mantengan en contacto con sus amigos

Un nuevo informe de UNICEF destaca la importancia de que los niños puedan comunicarse y jugar con amigos. Organizar una llamada de video les permite compartir y procesar sus sentimientos con sus pares y crea un sentido de calma y control en tiempos de incertidumbre. Para agregar un componente educativo, prueba organizando un club de lectura virtual o un grupo de estudio. La capacidad que tiene la tecnología de trascender los límites geográficos también genera oportunidades que anteriormente no se aprovechaban en su totalidad, tales como la posibilidad de que los abuelos que viven lejos de sus nietos puedan leerles cuentos a la hora de dormir.

2. Habla abiertamente con tus hijos y observa su estado de ánimo

Las redes sociales y los videojuegos ofrecen una distracción momentánea de la vida diaria y la posibilidad de interacción social, según un informe de UNICEF. Además, si bien muchos padres albergan preocupaciones acerca de los impactos negativos de dichas plataformas, pueden abordar estos riesgos y reducirlos haciendo un seguimiento estricto y manteniéndose abiertos al diálogo.  El informe recomienda "hablar con sus hijos acerca de las experiencias online, asegurándose de que no jueguen juegos diseñados para un público mayor y observando su estado de ánimo general y felicidad durante el juego".

3. Utiliza juegos y videos para mantenerlos físicamente activos

Tanto UNICEF como la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan el potencial del escenario digital para ayudar a que los adultos y niños se mantengan físicamente saludables en un momento en el que no pueden salir a ejercitarse. Desde que comenzó la cuarentena, Internet se ha inundado de rutinas de ejercicio divertidas y entretenidas y clases sustitutas de educación física para todas las edades. Los videojuegos dinámicos y apropiados para cada edad también son una buena opción para hacer que los niños se muevan.

4. Enseña alfabetización digital

La pandemia viene acompañada de la denominada "infodemia" de desinformación. En este escenario, es casi inevitable que tus hijos se topen con información dudosa mientras están online, y esto nos presenta la oportunidad única de analizar esta compleja temática y mejorar la alfabetización digital.  Para obtener más información acerca de este tema, puedes ver el artículo reciente de Cox Cómo enseñar inteligencia mediática a los niños en épocas de constantes noticias de último momento , descarga este práctico Data Detox Kit para jóvenes y mira el programa de alfabetización mediática general de Google diseñado especialmente para niños.

5. Tómate un recreo

El tiempo de pantalla no es algo negativo en sí mismo. Muchos padres se sienten culpables de permitir un mayor tiempo de pantalla en este momento y creen que no están haciendo lo suficiente por sus hijos.  Recuerda que estás haciendo lo mejor en una situación negativa. Es posible que experimentes distintas reacciones ante esta situación, y si bien los cambios en la salud mental de los padres pueden a menudo afectar el bienestar de sus hijos, esto tampoco significa que necesitas luchar contra estos sentimientos o esconderlos.

Artículos relacionados