CONVERGE | Tecnología

En épocas de COVID-19, una llamada telefónica puede serlo todo.

22 de julio de 2020

Comunicarse con regularidad con tus seres queridos mayores que se encuentran solos puede marcar una diferencia en su mundo... y en el tuyo.

Ya sea por teléfono o por Internet, las pequeñas conexiones diarias pueden ser fundamentales para aliviar la soledad de los adultos mayores que deben autoaislarse.

En el caso de los adultos mayores que viven solos durante la cuarentena o en comunidades para personas mayores con distancia social o en sus propios hogares, estas dos sencillas palabras pueden marcar toda una diferencia: "¿Cómo estás?

Incluso antes de la pandemia de la COVID-19, era más probable que los adultos mayores se sintieran aislados y solos, y ellos conviven con riesgos de salud relacionados, como enfermedades crónicas, deterioro cognitivo, ansiedad y depresión. Ahora, dado que muchos adultos mayores son especialmente vulnerables a la COVID-19, las estrictas normas de distanciamiento social ha significado para ellos que quizás están más aislados de sus comunidades.

Entonces, pequeñas interacciones como una llamada telefónica diaria puede ayudar a mantener la sensación de conexión para aquellos que deben autoaislarse y a recordarles que son importantes.

Solo llamé para decirte...

El sencillo acto de comunicarse brevemente por teléfono puede ser un poderoso antídoto para la soledad que sienten los adultos aislados y ayudarles a crear una estructura diaria para conectarse con alguien.

Ese es el principio rector del programa One Call a Day (Una llamada por día), lanzado por Cox en junio para reunir a empleados voluntarios con adultos mayores en todo Estados Unidos. Por ejemplo, el voluntario Delvin llama a Patrick todos los días, le pregunta cómo se siente, conversa con él sobre el pasado de Patrick en el Ejército al servicio de su país y comparte sus propias historias como veterano.

Muchos de los adultos mayores que participan del programa One Call a Day (Una llamada por día) extrañan las interacción diaria con otra persona, que son más difíciles debido al distanciamiento social. Dicen que, con las llamadas telefónicas de los voluntarios, sienten el aliento, el apoyo y el optimismo de tener a alguien que periódicamente se comunica con ellos y con quien pueden compartir días importantes e historias de recuerdos especiales. A menudo las llamadas por teléfono se llenan de risas, lo que puede ser realmente la mejor medicina. Se ha demostrado que reír puede crear vínculos sociales, aumentar el bienestar y contrarrestrar la soledad.

El Programa de Reaseguramiento Telefónico creado por la agencia de servicios para adultos mayores Eskaton hace hincapié en la importancia de la llamada diaria. En el curso de dos décadas, los voluntarios han realizado más de 1.6 milones de llamadas para comunicarse brevemente con personas mayores en sus hogares, en Sacramento, California, muchos de quienes han manifestado que esas llamadas les "salvaban la vida".

Todo es cuestión de conexión

Muchas personas, para mantenerse en contacto con los familiares mayores durante la época de distanciamiento social, han debido utilizar tecnología, lo que incluye videollamadas en los teléfonos, las tabletas y las computadoras.

Según un estudio nacional, los adultos mayores que utilizaban aplicaciones de chat, como FaceTime, WhatsApp, Skype o Zoom,  tenían un riesgo significativamente menor de sufrir depresión, ya que podían mantenerse conectados con amigos y familiares y  compartir cumpleaños y otros días memorables. Conversar por video también permite a los miembros de una familia hacer un control visual de sus seres queridos, lo que los ayuda a asegurarse de que están bien a pesar de encontrarse físicamente distantes.

Junto con internet confiable, ayudar a descargar o utilizar una aplicación de chat puede ser un elemento fundamental para alimentar esta conexión virtual.

Sensación de bienestar para ambas partes

Quizás el resultado más importante de estos pequeños momentos de conexión sean los beneficios que programas como "One Call a Day" ofrecen a las personas en ambos extremos de la línea telefónica.

Los voluntarios de Cox que llaman a adultos mayores suelen decir todo lo que reciben de sus conversaciones diarias con alguien que ha vivido una vida larga y plena. Eric, reclutador de Cox Enterprises, fue asignado a Joe, veterano de la Guardia Nacional, describe la fortaleza de su vínculo y cuánto valora la experiencia de vida de Joe y su perspectiva sobre el mundo actual.

En estas épocas en las que se debe vivir con distanciamiento social, es posible que personas de todas las edades estén aisladas de sus amigos y familias. La conexión regular, sea por llamada telefónica o chat por video, no solo mantiene (y fortalece) nuestros vínculos con aquellos a quienes más amamos. También puede forjar nuevos vínculos significativos con otros miembros de nuestra comunidad.

Artículos relacionados