CONVERGE | Tecnología

5 formas de mejorar tu conexión de Internet mientras trabajas desde casa

30 de marzo de 2020

Conoce cómo puedes ser un buen administrador de ancho de banda y mantener una óptima velocidad.

A medida que surgen más noticias en torno a la crisis del COVID-19, cada vez más de nosotros recibimos la orden de realizar un autoaislamiento en casa. Con estudiantes que toman sus clases en línea, más personas que transmiten contenido a través de dispositivos múltiples y profesionales a los que se les pide que trabajen desde casa, la demanda a las redes de WiFi en casa nunca ha sido tan grande. A medida que las redes de todo el país se esfuerzan por satisfacer este nuevo aumento en la demanda, los problemas de rendimiento, como velocidades de carga más lentas, latencia en los juegos y resoluciones de streaming, compiten por el ancho de banda y generan mucha frustración.

La buena noticia es que hay varias medidas simples que pueden tomarse en casa para aliviar esta demanda y convertirse en buenos administradores del ancho de banda.

Conservación del ancho de banda: ¿qué puedes hacer en este momento?

Intenta programar las actividades que "acaparan el ancho de banda" para momentos en que hay poca demanda en la red: en un momento normal, la hora pico de Internet (un horario en que hay un pico de demanda de Internet) se produce entre las 7 pm y las 11 pm. Actualmente, las rutinas interrumpidas están siendo reemplazadas por una demanda casi constante y continua de ancho de banda. Intenta programar los eventos como actualizaciones de software, descargas de juegos o cargas de archivos de gran tamaño para momentos que no sean hora pico. El momento ideal es durante la noche, cuando la mayoría de las personas duermen.

Descarga el contenido previamente en lugar de hacer streaming: gran parte del contenido que consumimos puede descargarse en lugar de hacer streaming en tiempo real. Las películas, los videojuegos, los programas e incluso la mayoría del contenido a pedido pueden descargarse en horas no pico para disfrutarlos luego.

No todas las teleconferencias deben hacerse por video: las interacciones virtuales cara a cara son maravillosas, pero la transmisión de video exige mucho más a las redes que la transmisión de voz. Reserva las actividades de videoconferencia solo para las conferencias virtuales más importantes.

Audita tu red para detectar equipos que acaparan el ancho de banda: otra forma de conservar ancho de banda es limitar la cantidad de equipos conectados a la red de tu casa en un momento dado. Cuantos más equipos y actividades le exijas a tu red al mismo momento, más se verá afectada tu conexión a Internet. Además, si tienes equipos que no están en uso, pero que igualmente están conectados al WiFi de tu hogar, considera inhabilitarlos o eliminar la conexión de red.

Baja la resolución de la videovigilancia: la mayoría de las cámaras para mascotas y los sistemas de seguridad modernos tienen opciones que permiten reducir la resolución de los equipos de grabación. Hacer streaming continuamente en resoluciones más altas puede dificultar el rendimiento de una red.

Puedes encontrar más consejos para conservar el ancho de banda y mejorar el rendimiento general de la red de WiFi de tu casa en nuestra guía de optimización de WiFi fácil de seguir..

Artículos relacionados