• Ver carrito de compras

CONVERGE | Tecnología

Serie de etiqueta social: lo que se debe y no se debe hacer en LinkedIn

¿Estás listo para dar el siguiente paso en tu carrera? Primero, conoce lo que se debe y no se debe hacer en LinkedIn.

 

 

En un mundo saturado de plataformas de medios sociales, puede ser confuso recordar todas las reglas de la etiqueta social. Allí es donde  Cox puede ayudar. 

 

Nuestra serie de etiqueta social puede ayudarte a recorrer las carreteras abiertas (y confusas) de las plataformas sociales profesionales. La presencia profesional puede motivar avances laborales, oportunidades de trabajo, liderazgo intelectual y colaboración entre pares. De las muchas plataformas sociales que existen, LinkedIn es el líder en ese ámbito. 

 

Pero, ¿qué deberías (o no deberías) hacer, compartir y decir en este sitio? A continuación verás lo que se debe y no se debe hacer (lo que nadie dice) en LinkedIn. 

 

No envíes solicitudes de conexión sin personalizar un mensaje

 

LinkedIn se trata de ponerte en contacto con colegas del pasado, actuales y del futuro (posiblemente). Pero, cuando envíes una solicitud de conexión, asegúrate de  incluir un mensaje personalizado. Si bien esto puede no ser necesario para amigos cercanos o colegas actuales, tus pares del pasado quizás no tengan tantos recuerdos de ti como tú de ellos. Asimismo, los desconocidos querrán saber porqué les estás solicitando conexión.

 

Con sólo una o dos oraciones, puedes recordarles a los usuarios cómo están conectados o cómo esperas conectarte más adelante. 

 

No hables sobre nada que no esté relacionado con lo profesional

 

LinkedIn y Facebook no son lo mismo. LinkedIn no es lugar indicado para hablar sobre tus programas de TV en vivo favoritos, para compartir tus opiniones políticas o para publicar fotos familiares. Guarda esas conversaciones para tus cuentas de Facebook o Twitter. 

 

En LinkedIn, no debes publicar nada que no quieras que vea tu jefe o agente de Recursos Humanos  (porque podrían hacerlo). De la misma forma, no debes poner que te gusta o hacer comentarios sobre el contenido de otro usuario si te resulta inapropiado, pues puede ser un reflejo poco satisfactorio de tu personalidad. Aquí se incluyen debates acolorados, comentarios negativos o fotos subidas de tono. Una regla de oro es hacer siempre que todo lo que se comparta en LinkedIn sea profesional y adecuado.

 

No estés inactivo 

 

Incluso si no tienes nada que compartir, no te quedes inactivo en LinkedIn. Involúcrate con tus conexiones al poner que te gustan sus publicaciones o al comentarlas. Mientras más publiques, más gente verá tu contenido

 

¿El resultado? 

 

Una mayor probabilidad de tener oportunidades en el futuro. Lo más importante es que al publicar contenido le das a los posibles reclutadores más información con la que trabajar. Tus publicaciones pueden brindarles información sobre tu personalidad y ética laboral. En otras palabras, publica (con frecuencia y de manera apropiada) y posiblemente seas recompensado en el futuro. 

 

Usa una imagen profesional

 

Las primeras impresiones son las que perduran, así que haz que cuenten. La foto de perfil es lo primero que ven los usuarios antes de hacer clic en tu perfil. Por eso, debe ser nítida, profesional y adecuada. Si todavía estás usando una foto recortada de la fiesta del 4 de julio del año pasado, deberías reconsiderar tus opciones. Un retrato de primer plano profesional puede llamar mejor la atención de posibles reclutadores y puede también darle a tu red  información más relevante sobre tu ética laboral. Por ejemplo, una sonrisa puede significar acercamiento mientras que un gesto serio puede ilustrar confianza. Independientemente de la expresión que elijas, asegúrate de remarcarla con un atuendo profesional y un fondo neutro.

 

Responde los comentarios y mensajes

 

Cuando alguien te envía un mensaje de texto, es probable que sientas la obligación de responder. Lo mismo podría decirse de los mensajes y comentarios de LinkedIn. Ignorar los mensajes no sólo es descortés sino también puede afectar negativamente tu reputación a largo plazo. 

 

Por supuesto que la excepción a esta regla es si recibes mensajes que consideras inapropiados, poco profesionales o no deseados. Esos se merecen un bloqueo y una "eliminación" intencional. 

 

Estamos hablando de los mensajes profesionales focalizados en el trabajo que a menudo recibimos de reclutadores, profesionales de venta, etc. Incluso si estás satisfecho con tu empleo actual, de igual manera se merecen una respuesta por hacer lo suyo. Un rápido "gracias, pero no, gracias" es suficiente porque uno nunca sabe quién  podría ser un contacto útil  si decides cambiar de empleo más adelante. 

 

Cuando se trata de los comentarios, es importante que recuerdes que toda tu red (y más allá) tiene acceso a tus publicaciones. Por eso,  deja una buena impresión para que el mundo la vea y siempre responde los mensajes.

 

¿Estás listo para dar el siguiente paso en tu carrera? Con estos consejos a mano, puedes transitar el mundo de LinkedIn con confianza y ganarte la próxima gran oportunidad que se avecine.

 

Artículos relacionados