• Ver carrito de compras

CONVERGE | Tecnología

5 estrategias para alejar a los niños de los equipos

29 de marzo de 2019

¿Alguna vez intentaste quitarle una tablet a un niño? Mira estos consejos para evitar el berrinche.

Por Christina Elgersma, Common Sense Media

"Dame un segundo", dicen nueve de cada 10 padres cuando sus hijos les piden algo mientras están respondiendo un email. Si es difícil para  nosotros salir del mundo digital, imagínate que tienes 3 años y los límites entre la fantasía y la realidad no están claros. A eso agrégale una experiencia súper entretenida, colorida, divertida e inmersiva. O tienes 5 años y cada episodio de Mutt &  Stuff en la app Nick Jr. es mejor que el anterior. O tienes 8 años y casi has terminado de construir algo increíble en Minecraft. ¿Por qué alguien querría parar?

Por eso es tan difícil hacer que los niños dejen sus equipos. Y cuando las amenazas no funcionan y descubres la  investigación que dice que las advertencias de dos minutos tampoco son la mejor opción, ¿qué puedes hacer? Por fortuna, la American Academy of Pediatrics (AAP) tiene  nuevas pautassobre el uso de las pantallas y aplacan la culpa de los padres, pero en algún momento es necesario quitarle el iPad a los niños. Además de ser un fuerte modelo a seguir, prueba estos consejos para minimizar el conflicto y encontrar el equilibrio que todos estamos buscando.

  • Ten preparada otra actividad (sumarás más puntos si la haces divertida). Para los  usuarios de equipos más jóvenes, las transiciones son difíciles. Punto.  Incluso cuando lo que "hay que hacer" es una "obligación" (como almorzar), dile a tu niño qué es lo que hay que hacer a continuación. Puedes practicar el proceso: "Cuando yo diga que hay que parar, es tiempo de decirle buenas noches al iPad. ¡Veamos cuán rápido puedes cerrarlo! En cuanto esté dormido, podemos escaparnos a la otra habitación y pintar".
  • Usa indicaciones visuales y sonoras para ayudar a los niños a conocer los límites de tiempo. Para los niños que no conocen todavía la hora, prueba con un  temporizador que pueda ayudarlos a tener el control del proceso: "Cuando se acabe el tiempo, se verá y sonará así".
  • Encuentra apps con temporizadores incorporados. Los reproductores de video como Cakey y la Huvi les da algo de flexibilidad a los padres y tienen temporizadores internos para que la app se detenga por sí sola. Luego es responsabilidad de los padres asegurarse de que los niños no abran otra aplicación.
  • Dile a los niños que paren en las pausas naturales, como al final de un episodio, un nivel o una actividad. Es difícil para los niños (¡y para los adultos!) dejar algo por la mitad. Antes de que el niño tome el equipo, hablen sobre lo que quiere hacer o con lo que quiere jugar, cuándo será un buen momento para detenerse y cuánto tiempo creen que les llevará Establezcan el límite juntos y cúmplanlo, aunque está bien ser un poco flexibles (un par de minutos para que puedan terminar).
  • Habla sobre las consecuencias y aplícalas cuando los niños pongan a prueba los límites.  Cuando todo lo demás falle, es importante haber discutido las consecuencias de lo que sucede cuando el niño no da el brazo a torcer. Con los niños pequeños, el discurso puede ser algo como: "si es muy difícil apagarla, la tablet se va a tener que ir todo el día". Con los niños más grandes se trata de tener los equipos en espacios públicos, establecer las expectativas y cumplirlas. Si demuestran que pueden ser colaborativos para moderarse y regularse a sí mismos, uno puede ser más flexible.  


Common Sense Media es una organización independiente sin fines de lucro que ofrece calificaciones imparciales y consejos confiables para que las familias pueden tomar decisiones inteligentes sobre los medios y la tecnología. Mira nuestras calificaciones y recomendaciones en  www.commonsensemedia.org




Artículos relacionados