• Ver carrito de compras

CONVERGE | Tecnología

7 cosas que tus hijos probablemente no tendrán que hacer gacias a la tecnología.

25 de junio de 2018

Conducir, escribir, deletrear y otras habilidades que posiblemente nuestros hijos nunca tendrán que aprender.

 

Por: Kieran Alger
La tecnología produce cambios, y ojalá sean para bien. Con cada ola de cambio, las actividades diarias que alguna vez fueron actividades automáticas para una generación, de repente se ven superadas por las nuevas actividades normales que hacen que los jóvenes del planeta Tierra se pregunten por qué los "veteranos" lo hicieron así desde el principio. Enviar cartas, ver programas de televisión programados y tener que buscar datos en grandes libros como enciclopedias son sólo algunos ejemplos.

Pero en 2018, parece que las cosas están cambiando más rápido que nunca. Está claro que los niños nacidos antes de 2010 se beneficiarán de increíbles avances tecnológicos a un ritmo que no hemos experimentado antes. Eso significa que cada vez más tareas que hemos dado por sentado durante mucho tiempo, se van a asignar a la papelera de la vida humana. Estas son algunas cosas que posiblemente tus hijos y nietos ya no tendrán que hacer.

1. Escribir textos

¿Recuerdas que te costó sangre, sudor y lágrimas tratar de escribir en cursiva o las dificultades que tuviste al tomar notas manuscritas en clase? Sí, bueno, supuestamente todo eso quedó en el pasado, ahora que los mensajes de texto, la escritura y los tuits se han hecho cargo. Las escuelas en Finlandia incluso dejaron de escribir las lecciones a favor de las habilidades del teclado en 2015.

Los niños tampoco deberían sentirse demasiado cómodos al escribir en la pantalla táctil, ya que los asistentes de IA activados por voz como Alexa, Siri, Google Assistant y Cortana se están haciendo cargo. Se hacen más de mil millones de búsquedas por voz cada mes, y está previsto que el 50 por ciento de todas las búsquedas sean activadas por voz para el 2020. Esto es un dato muy importante y combinado con un mejor aprendizaje automático, sólo se espera que estos números aumenten más rápidamente.

2. Ir detrás del control remoto

Cambiador de canales. Control remoto. Como sea que lo llames en tu casa, todos lo conocemos y dependemos de la importancia especial del control remoto. Quien sea que lo tenga tiene el poder, mientras que perderlo en el respaldo del sofá o en cualquier otro lugar es un delito en el hogar. Hoy en día, algunos controles remotos son más que simples botones.

El control por voz, como la búsqueda por voz que ofrece Cox a través de su innovador control remoto de Contour, también nos está abriendo camino para que podamos controlar nuestros televisores con comandos por voz. El uso del botón de micrófono especial para una indicación por voz es bastante claro cuando deseas encontrar una película, show de televisión o video de YouTube específico sin escribir el título.

3. Aprender a conducir

Es posible que los niños de hoy tengan que decir adiós a ese tradicional ritual de iniciación para adolescentes: romper la licencia de aprendiz para celebrar haber aprobado el examen de conducir. Los automóviles autónomos y automatizados llegaron para quedarse y actualmente se están probando en muchos estados con aprobación por parte del gobierno federal, lo que demuestra que posiblemente se conviertan en la fuerza dominante en la movilidad del futuro. Eso sugiere que tus hijos probablemente nunca necesiten rendir el examen de conducir.

Como sabemos, también podríamos estar a punto de dejar de ser dueños de autos si las ideas como las del  servicio de autos sin conductor de Uber  se ponen en práctica. Hablando de poner en práctica, ya no necesitaremos carreteras para viajar, ahora las personas vuelan en drones autónomos como sucede en Blade Runner 2047.

4. Aprender a deletrear

El autocorrector ha puesto a muchas personas en todo tipo de situaciones desopilantes debido a un mensaje de texto rápido o mensajes incómodos y graciosamente mal escritos. Tecnologías como  el aprendizaje automático y la inteligencia artificial  no solo eliminan los errores de ortografía, sino que también nos llevan no tener que aprender a deletrear.

5. Usar un cajero automático

Ya hemos llegado a la etapa en la que pagar las cosas con dinero en efectivo es algo del pasado. Si bien todos estamos abrumados por claves secretas de tarjetas de cajero automático, es probable que tus queridos jóvenes nunca conozcan el suplicio de las interminables colas en los cajeros automáticos.

Apple Pay y Google Pay ya lo han facilitado con solo pasar un smartphone en la dirección del cajero o empleando el pago online con reconocimiento facial. Y ahora,  Amazon Go lleva los pagos digitales al siguiente nivel sin problemas. Simplemente escanea una aplicación, haz tus compras y sal de la tienda. Ya no habrá más colas en las cajas... al menos en teoría. Lo siguiente: ¿Asignaciones pagadas en criptomonedas, tal vez?

6. Buscar personalmente casas en venta

El aumento de las ventas de bienes raíces mediante realidad virtual significa que tus hijos podrían hacer una de las compras más grandes e importantes de sus vidas sin siquiera visitar una propiedad. Te damos la bienvenida a la búsqueda de casas en venta simplificada,  donde ser forzado a ir seguir a los agentes de bienes raíces agresivos ya es cosa del pasado. En cambio, puedes usar un Oculus Rift y ver casas en cualquier parte del mundo en lo que te demoras en preparar la cena, o incluso mientras cocinas.

La realidad aumentada también tiene su rol. Ikea ya nos permite colocar muebles virtuales en la casa para que podamos probarlos digitalmente antes de comprarlos. La idea de visitar tiendas pronto podría ser un pasatiempo olvidado de un sábado por la tarde.

7. Responder al cartero en la puerta

Parece impensable que permitiríamos de buena gana que extraños entraran a nuestra casa cuando no estamos allí, pero  Amazon Key  marca el inicio de una nueva era en la que confiamos en las cerraduras inteligentes de Yale y Kwikset, las cámaras de seguridad conectadas de Nest y Ring (y un poco de confianza) para dejar entrar a los mensajeros cuando salimos.

Esta posibilidad viene unos 12 años después del lanzamiento de Amazon Prime; en otros 12 años, sólo podremos suponer que la próxima generación crecerá con un ejército de robots que entregarán la ropa recién planchada en ciudades inteligentes conectadas; después de todo,  ya pueden abrir las puertas.

Artículos relacionados