• Ver carrito de compras

CONVERGE | Comunidad

Las mejores iniciativas para salvar al Océano Pacífico

18 de julio de 2018

5 billones de elementos de plástico flotan en el océano en la actualidad. ¿Qué estamos haciendo para combatirlo?  

 

 

El océano Pacífico, que tiene una extensión de 62.46 millones de millas cuadradas, está enfrentando un gran problema. Y no es uno solo, sino varios problemas en todos los frentes que juntos están amenazando la masa de agua más grande del planeta.  

¿Qué es lo que está dañando al océano Pacífico?

Con noticias virales y acceso ilimitado a información a través de Internet, es probable que al menos hayas escuchado sobre algunas de las cosas que están dañando al océano Pacífico, como estas: 

  • El Gran Parche de Basura del Pacífico​​​​​​​ (GPGP). Se trata de la acumulación de plástico más grande del océano que se extiende entre Hawái y California, y se calcula que tiene una superficie de 1.6 millones de kilómetros cuadrados. Justo cuando pensabas que nada podía ser más grande que Texas, la mancha de basura duplica en tamaño al estado de la estrella solitaria.  
  • Sobreexplotación pesquera. Según la Organización de Alimentos y Agricultura,  más del 70% de las especies de peces del mundo han sido víctimas de la sobreexplotación o han desaparecido. Es decir que estamos pescando más rápido de lo que pueden reproducirse los peces, lo que desordena todo el ecosistema de especies que viven en el agua.  
  • Contaminación. Las aguas residuales, los desechos tóxicos, los vertedoros y los residuos urbanos han formado la tormenta perfecta para que el océano Pacífico sea víctima de un desastre. 
  • Cambio climático. La acidificación del océano y el calentamiento son una de las principales preocupaciones que giran en torno al océano. El aumento de los niveles del mar, el clima extremo y los cambios en el hábitat son el resultado del cambio climático.  

¿Qué se está haciendo para solucionar uno de los mayores problemas del Planeta?

Con tantas amenazas diferentes que enfrenta la gran masa de agua, puede resultar intimidante saber cómo y por dónde comenzar a solucionar el problema. Pero la ayuda ya está en camino. Estas son las iniciativas más importantes que están abordando los principales problemas que enfrenta el océano en este momento. 

Limpieza con máquinas 

El uso de la tecnología para mejorar las cosas nunca ha sido más útil cuando se trata de eliminar los plásticos y la contaminación del océano. La primera máquina para limpiar el océano del mundo comenzó a hacer su trabajo en el Gran Parche de Basura del Pacífico este verano. Cuenta con mangueras de 40 pies que flotarán sobre la superficie del Pacífico y se espera que succionen la mitad de la mancha de plásticos en un plazo de cinco años. En cuanto a la contaminación química, se están programando robots para que hagan lo que los seres humanos no podemos. Frente a la costa de Japón, un terremoto de 9.0 provocó una destrucción masiva en el área de la planta nuclear de Fukushima en 2011. Desde entonces, la zona se ha convertido en un campo de capacitación para  avanzar en la tecnología robótica que se está utilizando para inspeccionar reactores radiactivos. Al fin y al cabo, estos robots eventualmente eliminarán el combustible derretido y detendrán la contaminación adicional en el agua.  

Movimiento Rethink Plastic  

Rethink Plastic es un movimiento a nivel mundial que impulsa el cambio viable respecto a reducir la cantidad de plástico que usamos a diario. El objetivo de la campaña es concientizar sobre el impacto que tienen los plásticos en el océano y en el medio ambiente en general. Por medio de películas, programas educativos y varios proyectos, #RethinkPlastic busca encontrar una solución para el gran problema de los plásticos que está afectando al océano.  

Implementación de áreas marinas protegidas 

La sobreexplotación pesquera está siendo abordada con un número cada vez mayor de  áreas marinas protegidas. Estas áreas son partes del océano totalmente protegidas que se consideran, en distintos grados, zonas donde está prohibido pescar. Se espera que con la implementación de más áreas marinas protegidas, las especies marinas tengan la oportunidad de reproducirse y contrarrestar el daño que la sobreexplotación pesquera representa para el ecosistema del océano y su efecto negativo de reducir la biodiversidad marina.  

El primer paso para salvar al océano Pacífico de las amenazas de la contaminación, los plásticos, el cambio climático y la sobreexplotación pesquera es la concientización. El cambio puede darse si se entienden mejor los impactos que las prácticas humanas pueden tener en el agua y en la vida que hay dentro. Y estas iniciativas están llevando al océano por el camino correcto, una ola por vez.  

Artículos relacionados