• Ver carrito de compras

CONVERGE | Tecnología

Cómo está cambiando la experiencia de la televisión y lo que significa para usted

04 de mayo de 2018

Tu televisión ya no es la misma que hace 60 años...pero, ¿será diferente dentro de 60 años?

 

Por: Rob Frappier

 

Desde que la televisión se convirtió en un elemento básico de los hogares estadounidenses hace casi 60 años, la tecnología de la televisión ha evolucionado tremendamente.  Imagina cómo reaccionaría alguien de esa era al ver uno de los aparatos de TV 8K que se presentaron en CES este año.

Pero si bien los televisores cada vez son más grandes y mejores, su papel dentro del hogar a permanecido prácticamente igual. No importa si las familias miraban Leave it to Beaver en 1958 o Game of Thrones en 2018, la televisión siempre nos ha dado un motivo para reunirnos y hablar sobre las grandes historias.

En la última década, sin embargo, las opciones para ver contenido se han expandido grandemente gracias a la explosión de los smartphones y otros equipos. ¿Por qué alguien miraría sus shows favoritos en una pantalla de 5 pulgadas en lugar de hacerlo en una de 50 pulgadas? En gran medida, es una cuestión de practicidad.

En lugar de tener que reunirse alrededor de la televisión para disfrutar de sus shows favoritos, ahora la gente tiene la oportunidad de hacer streaming del contenido que quieren ver en cualquier momento y lugar. Además, con un equipo como tu teléfono o tablet, puedes rápidamente dejar de ver un video para enviar un email o hacer una publicación en las redes sociales en segundos.

Incluso quienes miran televisión se distraen con los equipos inteligentes. Un estudio reciente de la Interactive Advertising Bureau reveló que 81 por ciento de los encuestados admitió usar otro equipo mientras miraban televisión.

Por lo tanto, si bien la experiencia de ver televisión en el hogar siguió siendo superior y proporcionó la oportunidad de tener una experiencia compartida, comenzó a ser suplantada por una experiencia más práctica pero más aislada de mirar contenido en otros equipos.  Como respuesta, los fabricantes han hecho algo interesantes: dejaron de hacer televisores.

La televisión del futuro es mucho más que una televisión

Está  bien, los fabricantes no han dejado realmente de fabricar televisores, pero han dejado de fabricar solamente televisores. Para proteger el papel central de la televisión en el hogar, los fabricantes supieron que debían proporcionar más valor al consumidor. El resultado ha sido una explosión de smart TV y otros equipos conectados. Según el  Informe de audiencia total de Nielsen, "58.7 por ciento de los hogares con TV poseen al menos un equipo con Internet que es capaz de hacer streaming de contenido a un televisor". Y estos equipos inteligentes son cada vez más inteligentes.

En CES 2018, los fabricantes mostraron TV con tantas funcioens que llamarlos simplemente TV parece algo fuera de moda. Un prototipo increíble hasta tenía una pantalla que se enrollaba y se guardaba sobre una base, dejando solo una pequeña parte de la pantalla visible para alertas de clima, puntajes deportivos y otras informaciones breves.

Si bien esta clase de flexibilidad es realmente un avance increíble, el objetivo de los fabricantes no es reemplazar nuestros smartphones. Por el contrario, es hacer que los televisores sean el centro del hogar que interactúe con todos nuestros otros equipos.

El nuevo rol del TV como centro tecnológico de la familia

En el futuro, es probable que dejemos de pensar que los televisores, teléfonos, tablets y otros equipos son tecnología distinta, sino que los consideremos simplemente como pantallas. Hay pantallas grandes, pantallas pequeñas y todo lo demás y todas funcionarán en conjunto.

Es allí donde la promesa de la TV de los años 1950 puede continuar en el futuro. Si bien la TV actual no conservará su papel como la única fuente de entretenimiento para las familias modernas, se convertirá en parte vital del ecosistema tecnológico del hogar.  Y, a medida que los equipos se vuelven más sofisticados e interconectados, la TV puede convertirse en el punto donde se reúne todo lo demás.

Es completamente posible que en 10 años, las familias ya no usen sus TV para reunirse y mirar películas o sus shows favoritos, sino también para realizar videollamadas a familiares de todo el país. En otras palabras, la TV (sea que la llamemos así o no) continuará reuniendo a las personas y será una parte importante del hogar del futuro.

Artículos relacionados