• Ver carrito de compras

CONVERGE | Tecnología

Trucos de WiFi para mantener bajo control la adicción a los videojuegos de tus hijos adolescentes

Padres proactivos vs. adolescentes expertos en tecnología. Mantén la adicción a los juegos de tus hijos adolescentes bajo control con estos trucos para el WiFi .

 

Criar niños en el mundo digital no siempre es glamoroso. Es una batalla constante entre acoger la tecnología y conservar el tiempo de desconexión para cosas importantes, como compartir con la familia y hacer las tareas del hogar. Con una industria de videojuegos en constante crecimiento, parece que los niños están pasando más tiempo con un extraño en el auricular que son sus propios padres. Si sientes que has perdido a tu hijo debido a la tecnología de los juegos, no tienes nada que temer. Aunque los niños sepan mucho de tecnología, tú sigues teniendo la llave de su libertad: el acceso a Internet. Aquí te ofrecemos tres trucos de WiFi para mantener bajo control la adicción de tus hijos adolescentes a los juegos: 

Limita el tiempo en línea

No tienes que aguantar dormirte con sonidos de disparos y explosiones mientras tu hijo se queda hasta tarde jugando Fortnite.  Establece límites de tiempo en el acceso a Internet de tu hijo para que tú puedas tener el silencio que mereces y ellos puedan dormir las horas que necesitan. La mayoría de los equipos, como las computadoras y consolas de juego, vienen equipadas con opciones de control parental. Esto te permite regalarle a tus hijos una cantidad de horas específicas de Internet por día o fijar un período de tiempo específico para el acceso a Internet, como por ejemplo de 6 p. m. a 8 p. m. ¿Piensas que es un poco extremo? Más del  50% de los padres  admitieron que les limitan el tiempo de pantalla a sus hijos. 

Si quieres seguir llevándote bien con tu hijo (tal vez incluso ser considerado un padre "genial"), pregúntale primero por los parámetros del juego.  Por ejemplo, los combates de Fortnite puede durar hasta 20 minutos por lo que si el tiempo vence a la mitad de la batalla, tendrás un hijo muy frustrado. Al decirle a tu hijo cuánto tiempo le queda antes de que sea muy tarde, puedes prevenir que tenga que dejar en la mitad del juego. Más importante aún, puedes ahorrarte (un poco al menos) la rabia de un adolescente.

Restringe el acceso

¿Alguna vez le cubriste los ojos a tu hijo durante una escena inapropiada en una película? Hay buenas noticias: puedes hacer lo mismo con los juegos, y tal vez quieras hacerlo ya que más del 32% de los niños dijeron que sus juegos favoritos tienen violencia. Ten una actitud proactiva al estar actualizado sobre los últimos juegos para poder restringir manualmente el acceso a sitios y juegos específicos antes de que tu hijo tenga la posibilidad de probarlos. Los sitios como  Common Sense Media tienen una lista con reseñas y recursos para padres, que incluye resúmenes y calificaciones según cuán apropiados son según la edad.  

Muchos equipos de juegos, incluidas las consolas, equipos móviles y computadoras de escritorio, tienen control de contenido para menores. ¿No sabes por dónde empezar? Los equipos como la Xbox tiene configuraciones predeterminadas para que adolescentes y adultos bloqueen el acceso a contenidos en Internet no apropiados según la edad. Si prefieres fijar los límites tú mismo, siempre tienes la opción de crear configuraciones personalizadas que se adapten mejor a tus preferencias. A fin de cuentas, tus hijos solo verán lo que tú quieras que vean. 

Cambia la contraseña de tu WiFi

Lo único que se interpone entre tu hijo e Internet eres tú. Más concretamente, la posibilidad de cambiar la contraseña de WiFi, que puede mantener los equipos no deseados sin conexión a Internet. Ya que más del  97% de los niños juegan con computadoras, móviles y consolas, cambiar la contraseña de WiFi te permitirá quitar todos los equipos de una sola vez. Si tu hijo necesita su laptop para hacer una tarea escolar online, puede obtener el acceso sólo cuando tú ingreses la contraseña. Cuando hayan vuelto a obtener sus privilegios de Internet, diles la contraseña o guárdala en sus equipos. Si surge una situación y tienes que cancelar el acceso, simplemente cambia la contraseña nuevamente. El poder realmente está en tus manos.

No es necesario que jugar sea algo descontrolado. Al usar estos trucos para el WiFi y fijar límites en tu router y equipos, puedes asegurarte de que tus hijos se estén divirtiendo y estén seguros mientras tú tienes tiempo de doblar la ropa antes de ir a la cama.

Artículos relacionados