Comunidad

8 formas de celebrar el Día de la Tierra todos los días

15 de abril de 2021

Desde el compostaje hasta la reutilización de botellas de agua, descubre cómo puedes ayudar al planeta en el Día de la Tierra.

 

Este Día de la Tierra (que se celebra el 22 de abril), te desafiamos a que colabores para ayudar al planeta, y no nos referimos a contribuciones que se hacen una sola vez. Estas son ocho formas de celebrar la festividad y retribuir al planeta todos los días.

 

1. Recicla correctamente

 

Tal vez ya haces un gran trabajo al reciclar tus cajas de cartón vacías. Pero ¿qué pasa con esos vasos de plástico de tu compra semanal de café? Y no te olvides de los cubiertos de plástico de la comida para llevar que pediste la otra noche. El problema es que muchos de estos objetos de plástico se tiran a la basura, que solo ocupan más espacio valioso en los vertederos que podría haber sido utilizado por artículos no reciclables. Para los artículos reciclables especiales (como las baterías vencidas y los equipos viejos), consulta el sitio web del fabricante para buscar programas de recompra o encontrar zonas de entrega locales.

 

2. Compostaje de alimentos

 

El plástico no es lo único que ocupa espacio extra en los vertederos, los alimentos también. Cuando se descompone, produce un gas de efecto invernadero (conocido como metano) que puede atrapar el calor de la atmósfera y aumentar la temperatura del planeta. Al compostar los desperdicios de alimentos en tu jardín, puedes ayudar a reducir la cantidad de metano emitido y contribuir a enriquecer el suelo.

 

3. Compra una botella de agua reutilizable

 

A esta altura, probablemente ya conozcas el efecto que las botellas de un solo uso pueden tener en el planeta. Probablemente también sepas que "solo por esta vez" puede convertirse en tu quinta botella en una semana, especialmente para alguien que siempre está en movimiento. Este Día de la Tierra, comprométete a reducir tu consumo de plástico mediante la compra de una botella de agua reutilizable para que puedas hidratarte y salvar el planeta.

 

4. Ahorra agua

 

No estamos diciendo que debas beber menos agua, pero debes estar al tanto de las otras formas en las que se está consumiendo innecesariamente este recurso en tu casa. Considera la posibilidad de utilizar la lavadora solo cuando la carga esté llena, en lugar de lavar frecuentemente con cargas más pequeñas. Riega el césped a la mañana temprano o a la noche para evitar que el sol de la tarde absorba el agua. O bien, cambia el cabezal de la ducha por una alternativa de bajo flujo.

 

5. Opta por andar en bicicleta

 

Tanto si vas al supermercado como si te encuentras con un amigo en el parque, ayuda a reducir las emisiones de gases al andar en bicicleta en lugar de conducir tu automóvil. Aunque te lleve un poco más de tiempo llegar a tu destino, los 10 minutos extra que te quita de tu agenda pueden agregar aún más tiempo a la esperanza de vida del planeta.

 

6. Cambia las bombillas

 

Un simple interruptor puede marcar la diferencia, sobre todo en lo que respecta a las bombillas. Si aún no lo has hecho, cámbiate a las luces LED. Estas alternativas energéticamente eficientes siguen proporcionando la misma iluminación que te gusta, pero también pueden ahorrarle al planeta algo de energía extra.

 

7. Automatiza tu casa

 

Desde controlar tu consumo de energía hasta apagar las luces cuando no estás en casa, automatización del hogar puedes hacerle un favor al planeta (y a tu presupuesto). Considera comprar enchufes, termostatos y bombillas inteligentes para controlar mejor tu consumo de energía. Una casa más inteligente puede ayudar a crear un planeta mejor.

 

8. Compra en tiendas locales

 

Ve al mercado agrícola local o a una tienda de comestibles pequeña y haz tus compras en las tiendas de tu barrio. ¿Por qué? Puedes ayudar a reducir la cantidad de kilómetros que se gastan en el transporte de productos. En otras palabras, ayudarás a reducir la cantidad de emisiones que se liberan al medioambiente. Sin mencionar que comprar en el mercado local significa que probablemente obtengas productos recién cosechados, por lo que tu comida será aún más fresca.

 

Generar un cambio positivo no tiene que ser difícil. Con hacer unos pequeños ajustes, puedes colaborar para salvar el planeta.

 

Artículos relacionados