CONVERGE | Tecnología

5 trucos para crear una contraseña segura que puedas recordar

14 de febrero de 2020

¿Están protegidas tus contraseñas? Descubre 5 consejos simples que te ayudarán a mantener tus datos seguros.

Ya sea que estés configurando tu WiFi o creando un inicio de sesión para tu cuenta bancaria, existe un motivo por el cual se te requiere que utilices una "contraseña segura." Sin ella, tu información y datos personales son vulnerables a un  ciberataque. Pero, con tantas reglas, como usar mayúsculas y minúsculas, así como caracteres especiales y números, es posible que sea difícil recordar una contraseña de 15 caracteres sin tener que buscarla cada vez que inicias sesión. Aquí incluimos cinco trucos para crear una contraseña segura que  realmente recordarás. 

1. Crea tu contraseña a partir de una oración 

 

Una de las maneras más fáciles de recordar una contraseña segura es utilizando tu frase, cita o letra de canción favorita. Por ejemplo, tomemos la canción "Sweet Caroline" de Neil Diamond. La letra del estribillo dice: "Sweet Caroline / good times never seemed so good / I'd be inclined / to believe they never would". Para transformarla en una contraseña, combina la primera letra de cada palabra e incluye todas las comas. En ese caso,  sería  "Sc,gtnssgibitbtnw." Si bien es una contraseña segura por sí misma, probablemente necesites agregar caracteres especiales y números para reunir los requisitos de la contraseña. 

2. Crea una frase de contraseña

Una contraseña y una frase de contraseña no son lo mismo. Las contraseñas por lo general involucran un sustantivo, ya sea el nombre de tu mascota, tu ciudad natal o tu equipo deportivo favorito. Usar solo una palabra hace que sea incluso más fácil para los hackers descubrir tus credenciales de inicio de sesión. Allí es donde una frase de contraseña puede ayudar. Supongamos que tu contraseña original era "Foodie123". Puedes convertirla en una frase de contraseña modificándola para que sea "SoyUnFoodieQueAmaLaPasta123". Cuantas más palabras incluyas, más larga será la contraseña y más difícil será que alguien más la descubra.

3. Usa el método PAO

El método persona-acción-objeto (PAO) es una forma diseñada para ayudarte a generar una contraseña segura. Las tres palabras deben ser al azar y no deben relacionarse en absoluto. Por ejemplo, podrías elegir: Adele, champú y saltar para crear "Adelechampusaltar". La separación de estas tres palabras hace que tu contraseña sea mucho más difícil de descifrar. Uno de los mayores beneficios de una fórmula predeterminada es que puedes seguir las mismas pautas cuando sea momento de actualizar tu contraseña, lo que hace que te resulte más fácil de recordar. Dicho eso, dado que tu contraseña será una colección de palabras al azar, asegúrate de apuntarla en alguna parte en caso de que la olvides. 

4. Crea tu propia fórmula

Si el método PAO no funciona para ti, considera crear tu propia fórmula. Por ejemplo: [destino de vacaciones soñadas] + [un animal] + [tu década favorita] + [una fruta]. A su vez, esto podría convertirse en "ParisKoala2020Piña", o lo que se te ocurra. También podrías crear una fórmula para códigos de acceso. Supongamos que se te pide actualizar tu contraseña justo antes del domingo del Super Bowl. Tal vez tu fórmula podría incluir hacer predicciones en función de los eventos futuros. Por ejemplo: LosPatriotsGanaránel2021Superbowl. Cualquiera sea la fórmula que elijas, siempre recuerda incluir una combinación de letras mayúsculas y minúsculas y números y caracteres especiales. Como parte de tu fórmula podrías cambiar cada "t" por "7" o cada "h" por "#". En este caso, tu contraseña sería "LosPa7rio7sGanaranel2021Superbowl."

5. Agrega algo más al final de tu contraseña

Si tu contraseña no es lo suficientemente larga, elige dos letras que estén una junto a la otra en el teclado y altérnalas. Por ejemplo, si tu contraseña es "Paris2020!", puedes agregar "sdsdsd" al final. Según el investigador de seguridad Steve Gibson, agregar este "relleno" a tu contraseña no solo te ayudará a alcanzar los requisitos de longitud, sino también hará que sea mucho más difícil que alguien descubra tus credenciales de inicio de sesión. Esta estrategia también te ayuda a evitar usar signos de exclamación o fechas, como 2020, que son fáciles de adivinar.

Ya sea que emplees el nombre de tu melodía favorita o del postre que más te gusta, descubre cómo puedes encontrar el equilibrio adecuado entre una contraseña que sea lo suficientemente simple de recordar pero lo suficientemente segura para mantener tus datos protegidos. Para obtener más información sobre cómo proteger tu  WiFi, visita nuestra guía sobre  cómo proteger tu red de  WiFi  hogareña.

Artículos relacionados