CONVERGE | Comunidad

6 formas de retribuir durante las fiestas

17 de diciembre de 2019

Seis formas fáciles y gratificantes de repartir alegría en estas fiestas.

Las fiestas, una época del año para celebrar repleta de tradiciones. Comidas festivas, regalos y tiempo en familia son las habituales pero... ¿y la gratitud? La "época más maravillosa del año" es una excelente oportunidad para mostrar tu aprecio por los demás. Retribuir a la comunidad es parte del espíritu festivo, y ayudar a quienes lo necesitan puede ser una tradición increíblemente gratificante que puedes empezar con tus amigos y familiares. Estas son seis formas de retribuir durante las fiestas:

1. Sirve una comida caliente

Puede ser que sea difícil de creer pero, en los Estados Unidos, una de cada nueve personas pasa hambre. Los almacenes de provisiones y refugios para indigentes suelen tener poco personal y dependen mucho de los voluntarios, así que... ¿por qué no arremangarse y ponerse a cocinar? Wheels for Wishes es un sitio web útil que puede localizar el comedor comunitario de tu área. O ingresa en FeedingAmerica.org para buscar oportunidades específicas de trabajo voluntario. Ten en cuenta que en las fiestas principales siempre hay un aumento en la cantidad de voluntarios, por lo que deberías considerar ayudar unos días después de Acción de Gracias o Navidad. Mejor aún, ¡sé voluntario una vez por mes y que la tradición sea de todo el año!

2. Lleva tu mascota a un asilo de ancianos

¿Sabías que pasar tiempo con una mascota puede ayudar a bajar el colesterol, combatir la depresión y mejorar la socialización? Estas son solo algunas de las maneras en las que Animal Assisted Interactions (AAI) puede beneficiar a los ancianos. Si tienes una mascota amigable, considera ser voluntario de vez en cuando en un asilo de ancianos. Pets On Wheels lleva animales para terapia a asilos de ancianos de todo el estado de Maryland y la SFSPCA tiene un gran programa en San Francisco. Si no puedes encontrar una organización en tu área, consulta con el departamento de recursos humanos de tu comunidad. Es posible que tenga una lista de oportunidades de voluntariado, incluida AAI.

3. Regala tarjetas con donaciones

A veces, las fiestas son tan ajetreadas que no es fácil encontrar momentos para ser voluntario. Ahí es cuando las tarjetas de regalo con donaciones son útiles. Son regalos considerados y se compran en solo minutos. Es simple: compras la tarjeta en línea y el destinatario dona el valor a la organización benéfica que elija. TisBest es una gran opción con una amplia variedad de organizaciones benéficas para elegir, o ingresa en Charity On Top, que tiene un sitio web fácil de usar y te permite personalizar tu tarjeta de forma gratuita

4. Hornea un poco más

Retribuir a tu comunidad no tiene que ser algo grandilocuente. Los pequeños gestos también se aprecian, como darles galletas caseras a tus amigos y vecinos. Cuando estés preparando los postres para las fiestas, considera hornear algunas tandas adicionales. Reparte productos de panadería en el departamento de bomberos o en la comisaría de tu área, o haz tu propia venta y dona lo recaudado. Puedes registrar una venta en No Kid Hungry, que proporciona comidas a niños necesitados en todo el país.

5. Dona sangre, si puedes

Hay una gran demanda de sangre; literalmente, salva vidas, y no puede fabricarse por lo que los hospitales dependen exclusivamente de las donaciones. Sin embargo, el 37% de la población de los EE.UU. es elegible para donar sangre, y menos del 10% de ese subconjunto lo hace. Tu sangre puede ayudar a víctimas de accidentes, pacientes con cáncer o hemofilia, y a muchos más. Mira si cumples con los requisitos de elegibilidad, y luego usa el sitio web de la Cruz Roja para encontrar una campaña de donación de sangre en tu área. También puedes consultar en los hospitales y las instalaciones de investigación médica locales para ver si reciben donaciones.

6. Ordena tu armario

No tienes que esperar la limpieza de primavera para organizarte; las fiestas son una oportunidad perfecta para hacer un inventario y deshacerte de esos pantalones que están ocupando lugar en tu cómoda desde 2004. Marie Kondo sugiere comenzar con una habitación; revisar tus pertenencias y "descartar todo lo que no te dé alegría". Tener un espacio ordenado te puede ayudar a poner las cosas en perspectiva, y te da lugar para nuevos artículos que te pueden servir. Y por supuesto, tus pertenencias descartadas pueden ayudar a aquellos que las necesitan. Busca tu Goodwill local para dejar tus donaciones, o si no tienes tiempo, ingresa en Pickup Please, un servicio de colecta de donaciones que beneficia a los veteranos de EE.UU.

Artículos relacionados