Ir al contenido principal

CONVERGE | Comunidad

Jugar en familia genera conexiones más profundas

22 de octubre, 2019

Es hora de incentivar a tus seres queridos a salir al aire libre y divertirse.

Cuando se trata de pasar tiempo de calidad con la familia, es difícil superar el reunirse en la sala de estar para ver una película o un espectáculo de TV favorito. Pero estos magníficos días de otoño son un excelente recordatorio de que también es importante que las familias pasen tiempo fuera de casa disfrutando de un agradable tiempo para jugar a la antigua.

Ya sea que disfruten de unos juegos de columpios en el patio o en un área de juegos del vecindario, la investigación demuestra que cuando las familias pasan tiempo juntas, no solo se divierten, sino que fortalecen los vínculos que durarán toda la vida. Según la  Academia Americana de Pediatría, "el juego acorde con el desarrollo junto con los padres y compañeros es una oportunidad única para promover las habilidades socioemocionales, cognitivas, de lenguaje y autorregulación que favorece la función ejecutiva y una mentalidad prosocial".

En otras palabras, el juego es esencial para acompañar el desarrollo saludable en la infancia, y los padres cumplen un papel central al momento de alentar a los niños a salir y divertirse. Además, jugar no solo les hace bien a los niños. Los estudios demuestran que a los adultos también les hace bien el tiempo de juego, ayuda a reducir el estrés y contribuye a la salud general y bienestar de una persona.

Por desgracia, a pesar de los beneficios innumerables del juego tanto para niños como para adultos, la investigación demuestra que el juego cada vez es más infrecuente y menos común. De acuerdo con la organización sin fines de lucro KaBOOM!, que tiene la tarea de ofrecer acceso a lugares seguros de juego para todos los niños, "solo uno de cada cuatro adolescentes cumple con los 60 minutos de juego activo recomendado por día, solo en los niños menores suele ser un poco mayor".

Esto es un contraste apabullante con los padres, que eran mucho más activos en la infancia. De hecho, otro estudio que mencionó KaBOOM! demuestra que de "un 70 % de madres que comentó que jugaba afuera a diario cuando eran niñas, solo un 31 % comentó que sus hijos también lo hacen. Y un 56 % dijo que jugaba afuera tres o más horas, mientras que solo un 22 % coincidió en que sus hijos también".

Al igual que KaBOOM!, Cox considera que regresar al juego es una necesidad imperiosa en nuestras comunidades y una manera importante de establecer los vínculos más importantes de la vida. Por ello, Cox decidió asociarse con KaBOOM! en 2015. En los últimos cuatro años, aproximadamente 300 empleados de Cox cooperaron para construir cuatro áreas de juegos en el área metropolitana de Atlanta. En total, estas áreas de juegos, que fueron diseñadas cada una en asociación con los niños de la comunidad, sirvieron a más de 2,600 niños al año.

Cuando los niños y sus cuidadores tienen un lugar seguro y divertido para jugar, los resultados hablan por sí solos: familias más saludables y felices que son más resilientes y cooperativas. Incluso los padres y los niños más escépticos se ablandan cuando pasan tiempo en los columpios o trepando por el pasamanos. El acto de jugar es contagioso y cuando comiences a moverte es muy difícil no ver cómo se propagan las sonrisas.

El área de juegos es un lugar donde también pueden participar abuelos y otros adultos mayores queridos, porque no hay mejor manera de derribar las divisiones generacionales que con el juego. De hecho, no te sorprenderá saber que los juegos que jugaron las generaciones mayores son los mismos que se disfrutan en las áreas de juegos en todo Estados Unidos en el día de hoy. Después de todo, el juego de "corre que te atrapo" nunca pasa de moda.

Al final, cuando la familia está cansada de divertirse al sol todo el día puede regresar al hogar y disfrutar de otra clase de conexión generacional, puede compartir una película clásica o espectáculo de TV de su agrado. Porque, al igual que "corre que te atrapo", "I Love, Lucy" nunca pasa de moda.

Artículos relacionados